Anorexia Nerviosa

Inicio » Blog » Anorexia Nerviosa

Anorexia Nerviosa

Anorexia Nerviosa

La anorexia nerviosa es un trastorno que supone un riesgo grave para la persona que lo sufre ¿

Quieres conocer más acerca de ella?

Con frecuencia escuchamos en los medios de comunicación o a través de nuestro entorno que una persona sufre anorexia, bulimia, o alguna enfermedad relacionada con la alimentación.

psychology-marbella-psychiatry-marbella-anorexia-nervosa

¿Pero conocemos realmente qué son los Trastornos de la Conducta Alimentaria?

En esencia podemos decir que las personas que tienen este tipo de enfermedades son aquellas en las que se presenta un comportamiento distinto al considerado normal y saludable, en lo que a la alimentación o a la nutrición se refiere.
Las patologías que suelen ser más conocidas dentro de esta clase de trastornos son la anorexia y la bulimia. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, y probablemente auspiciadas por las últimas tendencias de culto al cuerpo, vienen aflorando diferentes enfermedades de este tipo, como son, entre otras, la vigorexia, la ortorexia, o el síndrome del comedor nocturno. Existen también algunas otras que, aunque no han surgido recientemente, son consideradas de gran importancia, como el llamado trastorno por atracón.

Hoy nos vamos a centrar en una de las más conocidas: La anorexia.
Los que padecen anorexia nerviosa presentan rechazo a mantener un peso corporal igual o superior al mínimo normal considerando la edad y la talla de la persona. Aun estando delgada, el que sufre anorexia tiene un miedo intenso, desproporcionado e irracional a engordar o a padecer obesidad. No se ven a ellos mismos delgados, a pesar de estarlo. De hecho, suelen presentar un índice de masa corporal mucho menor del recomendable, siendo éste ocasionalmente crítico en determinadas fases de la enfermedad.
Un factor constante en este tipo de trastorno es que el que lo padece da una importancia exagerada a su aspecto físico, concretamente a su peso, relativizando o negando los peligros que entraña el adelgazamiento desproporcionado. Las mujeres que sufren anorexia en muchas ocasiones pierden o sufren alteraciones de su periodo menstrual, debido a la malnutrición.

CLASES DE ANOREXIA

Dentro de la anorexia nerviosa podemos encontrarnos dos clases principales:

La restrictiva, y la compulsiva / purgativa.
En la anorexia restrictiva no se presentan purgas (vómitos, diuréticos, laxantes…) ni atracones: el que la padece se limita a controlar estrictamente lo que come o simplemente a dejar de hacerlo.

En la anorexia compulsiva / purgativa, además de existir la restricción alimentaria, el que la padece también recurre a la purga y se da atracones. Se suele pensar erróneamente que, a diferencia de la bulimia, la persona que sufre anorexia no realiza estas prácticas. Sin embargo, en este tipo concreto, ésta suele recurrir regularmente al vómito, a la toma de diuréticos, o a los laxantes, a fin de compensar una comida que bajo su criterio (no tiene por qué serlo) es excesiva. Por lo tanto, podemos decir que en esta enfermedad se dan casos en los que se presentan purgas o en los que existen atracones.

Estos son algunos de los signos que pueden hacernos sospechar que una persona padece anorexia:

1) Adelgazar mucho, volverse frágiles o escuálidos.

2) Obsesión por la alimentación, los alimentos o el control del peso.

3) Pesarse reiteradamente.

4) Contar o racionar los alimentos meticulosamente.

5) Comer sólo determinados alimentos.

6) Realizar ejercicio en exceso.

7) Sentirse gordo.

8) Aislarse socialmente para evitar las comidas sociales.

9) Deprimirse, sentirse sin energía o sentir frío frecuentemente.

Cabe decir que presentar algunos de estos síntomas no significa que se padezca esta enfermedad. Para poder diagnosticarla es imprescindible acudir a un profesional que esté cualificado para ello.

psychology-marbella-psychiatry-marbella-anorexia-nervosa-sotogrande-gibraltar

LA EVOLUCIÓN DE LA ENFERMEDAD EN EL PACIENTE:
Al principio de ésta, la persona empieza preocupándose en cierta medida por el alimento que toma, ya sea referente a la cantidad, a su tipo, o bien en relación a ambos aspectos. Esta clase de restricciones poco a poco van incrementándose en frecuencia y proporción, soliéndose combinar además con un aumento desproporcionado del ejercicio físico en la mayoría de los casos.
La anorexia es un trastorno complejo que afecta a la vida del paciente de muchas formas, por lo que la intervención y su tratamiento temprano es muy importante. La evolución de esta enfermedad es variable y depende en gran medida de la persona que la padece, llegando a ser mortal en algunas ocasiones.

LAS CAUSAS:
Existen factores personales que suelen predisponer a sufrir esta enfermedad, como poseer una baja autoestima, experiencias negativas que tenemos con respecto a nuestra imagen corporal, exceso de peso, o ser demasiado perfeccionista o controlador con uno mismo. En cuanto al entorno, cabe destacar que la preocupación desmedida de algún familiar con respecto al tema del peso puede aumentar la disposición de la persona a padecer esta enfermedad. Pueden existir también componentes sociales, como los consabidos patrones estéticos o cánones de belleza, o los prejuicios contra el sobrepeso, así como el ejercicio de determinadas profesiones y deportes que en ocasiones auspician la obsesión por la delgadez.
Las enumeradas son sólo algunas de las causas que predisponen a la anorexia. Por desgracia existen muchas otras no citadas.

Si cree que alguna persona de su entorno o usted mismo puede padecer anorexia es recomendable que se ponga en contacto con un profesional que le pueda ayudar. El Centro Médico Dra. Hallin cuenta con un equipo médico compuesto por especialistas que pueden atenderle o resolverle cuantas dudas tenga con respecto a esta enfermedad, o sobre cualquier otro tipo de trastorno de la alimentación.

Próximamente trataremos otro de los más conocidos trastornos de la conducta alimentaria: La bulimia nerviosa.

Priscila Alarcón