Trastornos de la Excreción: Enuresis y Encopresis

Estos trastornos consisten en la incapacidad para controlar de forma voluntaria la emisión de orina o heces, una vez superada la edad madurativa en la que se debería tener la capacidad de control. Episodios de enuresis y encopresis pueden producirse tanto durante el día como en la noche, y ambos trastornos pueden presentarse de forma independiente, conjuntamente o junto a otras enfermedades.

ENURESIS
La Enuresis es la emisión involuntaria de orina.
Se estima que en la actualidad existen más de 500.000 niños enuréticos y que afecta entre el 15 – 20% de los niños de 5 a 6 años, y al 6-8 % a los de 10 años.
La edad normal para el control de la micción se sitúa en los 5 años.

trastornos de la excrecion enuresis y encopresis. Sicólogos Hallin Metal Care Marbella

Tipos de enuresis

Dependiendo del momento en el que tiene lugar, diferenciamos entre:

  • Enuresis Diurna: Cuando la pérdida involuntaria de orina sucede cuando se está despierto. En estos casos hay una gran probabilidad de que exista un motivo anatómico o biológico que lo genere.
  • Enuresis Nocturna: Cuando la micción involuntaria tiene lugar durante las horas de sueño, y una vez superada la edad que se considera apropiada para haya un adecuado control de esfínteres en dicho momento.

También se tiene en cuenta en la etapa en la que se manifiestan los trastornos:

  • Enuresis Primaria: Es el tipo de enuresis en el que la incontinencia nunca ha tenido lugar durante periodos prolongados en el tiempo.
  • Enuresis Secundaria: Se conoce como el tipo de enuresis donde si ha habido un periodo de control en la micción completo de al menos seis meses.

Normalmente como consecuencia de estos episodios, el niño suele evitar los actos sociales, sobre todo aquellos que implican la noche, puesto que puede darse el caso de que se moje la cama o la ropa, o que sea objeto de burlas por parte de otros niños.Es bastante frecuente que los niños que sufren de Enuresis se aislen.

CAUSAS

Las causas pueden deberse a distintos factores:

  • Factores Genéticos: Si durante la infancia, ambos progenitores sufrieron de enuresis, la probabilidad de que el hijo la sufra es de un 77%. En el caso de haberlo sufrido un solo progenitor la probabilidad se reduce a un 44% . Cuando ninguno de los progenitores ha presentado enuresis, entonces la probabilidad de que la presente su hijo es de un 15%.
  • Factores Fisiológicos: Pueden darse problemas en la capacidad vesical o la secreción de hormona antidiurética (ADH).
  • Factores relacionados con el sueño: No existe ninguna fase concreta durante el patrón del sueño en que tenga que aparcer. Puede producirse en cualquiera de ellas.
  • Factores Psicológicos: el estrés puede aumentar que los episodios sucedan con más frecuencia aunque por lo general, no suele ir asociado a problemas emocionales.
  • Enfermedades orgánicas: Enfermedades como la alteración en la estructura del aparato genitourinario, infecciones urinarias, anomalías neurológicas y enfermedades que produzcan poliurina.

SÍNTOMAS

Para que se pueda hablar de Enuresis ha de cumplir los siguientes criterios diagnósticos en el DSM V.

  • Emisión repetida de orina en la cama o en la ropa, ya sea de manera voluntaria o involuntaria.
  • La frecuencia a la que se manifiesta es significativa por lo menos 2 veces a la semana, un mínimo de tres meses consecutivos, o por la presencia de malestar clínicamente significativo, o deterioro en lo social, académico u otras áreas importantes del funcionamiento.
  • La edad cronológica es de 5 años (o un grado de desarrollo equivalente).
  • No puede atribuirse a los efectos de una sustancia (por ejemplo, diurético) u otra afección médica.

Normalmente, en el diagnostico se especifica si se trata de Enuresis nocturna, diurna o ambas.

PRONÓSTICO

El pronóstico en el tratamiento es bastante favorable, puesto que la mayoría de los niños responden positivamente al tratamiento, aunque puede conllevar entre semanas y meses el conseguirlo, dependiendo de cada sujeto.
En la mayoría de los casos, se tiende a mejorar de forma espontánea en la pubertad.
Aunque no es una amenaza para la salud, la Enuresis puede afectar gravemente la autoestima del niño, por lo que será determinante la respuesta de la familia ante estos episodios.

TRATAMIENTO

Para el tratamiento farmacológico existen varias opciones: la Desmopresina, que disminuye el volumen de líquido durante el sueño. También se utiliza la Oxibutina, que aumenta la capacidad de la vejiga y la Imipramina que, debido a sus efectos secundarios, solo se prescribe cuando no han funcionado la medicación mencionada anteriormente.

En el caso del Tratamiento Psicológico, lo primero que se lleva a cabo es un análisis de las bases del problema, para poder hacer un tratamiento lo mas personalizado posible en cada caso.

Las técnicas que se suelen emplear son:

  • Incorporación de Rutinas. Consiste en miccionar antes de irse a la cama, restringir los líquidos entre 2 o 3 horas antes de la hora dormir, y entrenamientos en mantener la cama seca y cambiar la cama y el pijama cuando alguno de ellos , o ambos, se ha mojado.
  • Alarmas Urinarias. Se trata del uso de sensores de humedad, que se activan con una alarma cuando hay un episodio de micción involuntario, y que despierta al niño para que sea consciente de lo que ha ocurrido.
  • Ejercicios de vejiga para aumentar su capacidad de ésta

Es fundamental incluir a los padres para poder explicarles las pautas a seguir en casa, así como guiarles en cuanto al manejo de emociones asociadas a los episodios enureticos, como la vergüenza, frustración o la angustia.

Profesionales psicólogos y psiquiatras en Hallin Mental Care

¡Te ayudaremos en tu idioma!
Gema Gutiérrez

Psicóloga experta en Niños y adolescentes

Flag esFlag gb
Sensi Collado

Especialista en Trastornos de la Tercera Edad y en Psicología Infantil – Juvenil

Flag es
Priscila Alarcón

Especialista en trastornos de la Alimentación y Psicología Infantil- Juvenil

Flag esFlag gb

ENCOPRESIS

Se caracteriza por la eliminación de forma involuntaria de excrementos ya formados, semiformados o líquidos, repetidamente en lugares inapropiados para ello, es decir, en la ropa o el suelo.

Debe de producirse después de los 4 años, una vez que el niño ha aprendido a utilizar el inodoro.

Por lo general, el niño no es consciente de lo ocurrido hasta que no se le están escapando las heces. En algunas situaciones puede tratarse de un acto voluntario para conseguir atención.

Es más frecuente en los niños varones. En torno a los tres años de edad, el 16% de los niños muestran todavía signos de incontinencia fecal una vez a la semana o más, pero alrededor de los cuatro años solo está presente en el 3% de los pequeños, mientras que por encima de los siete años afecta a menos de un 1% de los niños.

Aproximadamente, un tercio de los niños que presentan encopresis también sufren de enuresis. Cuando se da la coexistencia de ambos trastornos, en el 20% de los casos hablamos de enuresis diurna y también cabe mencionar que un 10% de las niñas que padecen de Enuresis y Encopresis, tienen infecciones urinarias recurrentes.

Tipos de Encopresis

  • Encopresis primaria o continua: Cuando tiene lugar de forma continuada desde el nacimiento del niño.
  • Encopresis secundaria o discontinua: son los casos en los que la incontinencia se da habiendo existido un periodo anterior de control de l esfínter adecuado. Suele presentarse a los 5-6 años de edad.
  • Encopresis retentiva: Tipo de Encopresis asociada a casos de estreñimiento.
  • Encopresis no retentiva: Cuando no hay relación entre la incontinencia y periodos de estreñimiento.
    Se les llama incontinencia fecal cuando la expulsión involuntaria de heces se debe a motivos anatómicos o enfermedades médicas, como pueden ser malformación anal, cirugía de ano, traumatismos de ano o mielomeningoceleo por el uso de laxantes.

CAUSAS

Las causas de la Encopresis suelen ser funcionales, aunque existen factores ambientales que están presentes y contribuyen a su desarrollo y permanencia en el tiempo, tales como:

  • Estreñimiento: En la mayor parte de los casos, la Encopresis es el resultado de un estreñimiento crónico. Al alargarse el tiempo de retención en el organismo, Las heces tienden a ser mas duras y secas, que supone una mayor dificultad para su expulsión y que el niño evite querer defecar. Esta acumulación provoca que progresivamente haya una pérdida de las heces blandas o liquidas, reduciéndose notablemente el movimiento intestinal.
  • Problemas emocionales: El estrés o situaciones nuevas que impliquen cambios adaptativos en el niño pueden generar encopresis, como por ejemplo empezar el colegio o cambiar a uno nuevo, la separación de los padres o el nacimiento de un hermano.
  • Otras: La Encopresis también puede deberse a que el proceso de ir al baño haya sido prematuro, difícil o complicado, a que se hayan producido cambios nutricionales o incluso a que por diferentes motivos, hayan surgido cambio de horarios para ir al baño.

También hay que tener en cuenta que existen unos factores de riesgo, como son:

  • Tomar medicación que provoque el estreñimiento como efecto secundario, como puede ocurrir con los antitusivos.
  • Sufrir episodios de Ansiedad o Depresión
  • Sufrir otros trastornos como el Trastorno de Espectro Autista (TEA) o el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

SINTOMAS

Los criterios diagnósticos del DSM V para la encopresis son:

  • Excreción repetida de heces en lugares inapropiados (p. ej., en la ropa, en el suelo), ya sea de forma involuntaria o voluntaria.
  • Al menos uno de estos episodios se produce cada mes durante un mínimo de 3 mes.
  • La edad cronológica es de por lo menos 4 años (o un grado de desarrollo equivalente).
  • El comportamiento no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., laxantes) u otra afección médica, excepto por un mecanismo relacionado con el estreñimiento.

PRONÓSTICO

Para la obtención de resultados eficaces, es necesaria la implicación conjunta de varios profesionales: psiquiatras, psicólogos infantiles, gastroenterólogos y pediatras que realicen el diagnositico y determinen la mejor forma de tratamiento según cada caso.
El 90% de los casos presentan una notable mejora durante el primer año, aunque se requiere de paciencia, tanto por parte de la familia como del paciente, porque la tasa de recaída a medio plazo es del 50%.

TRATAMIENTO

La forma mas efectiva de tratamiento es cuando se combina medicación y tratamiento psicológico. Hay niños que responden de forma positiva al tratamiento en cuestión de meses y otros, con casos mas complicados, que necesitan años.

En el tratamiento farmacológico de la Encopresis no retentiva se utiliza Imipramina, y para el tratamiento de la encopresis por estreñimiento se prescriben Enemus o laxantes para descongestionar el colon y que éste funcione con normalidad.

Dentro del tratamiento psicológico se utilizan diferentes técnicas:

  • Modificación de conducta: Implica la evaluación de las circunstancias ambientales y fisiológicas que anteceden a la deposición; y su modificación para que puedan llegar a producirse una rutina continuada y satisfactoria.
  • Entrenamiento y psicoeducación para padres, ya que necesitan saber como actuar ante la situación.
  • Psicoterapia para los problemas emocionales asociados como son la ansiedad, fobia a la defecación, baja autoestima y los posibles sentimientos de culpa y de vergüenza que se generan a raíz del problema.
Contacto

Contacto

reCAPTCHA

Por favor, siéntase libre de llamarnos si lo desea, o complete el siguiente formulario con toda la información posible.

Nuestro equipo de atención, – todos médicos titulados .- se pondrán en contacto con usted a la mayor brevedad posible.

Horario
Lunes - Viernes 9:00 - 21:00
Sábados y Domingos Urgencias