Trastorno Obsesivo Compulsivo TOC

El TOC es uno de los trastornos más incapacitantes.

Todos tenemos manías a la hora de hacer ciertas cosas en nuestro día a día pero cuando hablamos de TOC, nos referimos a la presencia de pensamientos que se repiten una y otra vez y además son angustiantes, a estos los denominamos obsesiones. Con el fin de intentar controlar estas obsesiones, la persona siente una necesidad imperiosa de realizar rituales o comportamientos, llamados compulsiones y la no realización de dichas compulsiones genera en la persona unos niveles de ansiedad muy alto.

Es un trastorno muy incapacitante ya que las obsesiones y compulsiones ocupan mucho tiempo en la vida de la persona y es agotador para quien que lo padece. Además, según los diferentes estudios alrededor de un 3% de la población mundial padece TOC y se considera uno de los trastornos más incapacitante.

Causas

El TOC es multicausal por lo que, no existe una sola causa. El origen puede ser debido a:

Factores genéticos. Si uno de los progenitores o un familiar presenta Trastorno Obsesivo Compulsivo aumenta el riesgo de que se padezca.

Haber vivido acontecimientos estresantes. Cuando se vive un hecho traumático o estresante, existe más riesgo de desencadenar pensamientos intrusivos, rituales y/o angustia característicos de este trastorno.

Tener otros trastorno como trastorno de ansiedad, depresión, abuso de sustancias o trastorno de tics.

Factores del entorno como las infecciones, pueden desencadenar un trastorno obsesivo compulsivo enfocado por ejemplo en la limpieza.

Síntomas

La sintomatología del TOC está centrada básicamente en la aparición de obsesiones en forma de pensamientos, impulsos o imágenes que se repiten constantemente y la persona los clasifica de indeseados además de generar mucha ansiedad.

Y por otra parte, las compulsiones, que son conductas o pensamientos que se repiten una y otra vez, siguiendo unas reglas que han de realizar estrictamente se llevan a cabo para que así desaparezca la obsesión. Un ejemplo de ello puede ser, lavarse las manos, colocar las cosas de una manera específica y siguiendo un orden, rezar, contar, etc.

La persona lleva a cabo dichas conductas o pensamientos con el propósito último de prevenir o reducir la angustia/ansiedad o evitar una situación o acontecimiento. Sin embargo estas conductas pueden o no tener relación con la realidad.

Además hay que destacar por otra parte, que el tiempo que consumen las compulsiones u obsesiones es excesivo, más de una hora al día y provocan una excesiva angustia o interfieren de manera significativa con las actividades de la vida diaria de la persona. Estos síntomas, no deben deberse al consumo de medicamentos u otras sustancias. Y hay que barajar si la persona padece otro trastorno al mismo tiempo para ver de dónde proceden dichas obsesiones y/o compulsiones.

Pronóstico

El 80% de los casos de TOC mejoran con el tratamiento. Dicha mejoría abarca desde la desaparición completa de los síntomas en un 10% de los casos, hasta la disminución del malestar que provocan los síntomas.

Cabe destacar que son muchos los casos de personas que no piden ayuda ya que se avergüenzan de sus obsesiones y compulsiones, factor que predice un peor pronóstico ya que lleva al trastorno a la cronicidad.

Por el contrario, encontramos que hay factores que favorecen un buen pronóstico como por ejemplo, la personalidad previa del paciente si ésta fue sana y no tendía a una personalidad obsesiva, también que los síntomas se inicien tras una situación desencadenante, como el fallecimiento de alguien cercano y por supuesto, que se inicie el tratamiento del TOC de forma precoz, poco tiempo después de la aparición de la clínica.

¿Cómo podemos ayudarte? Tratamiento

El tratamiento es fundamental para la mejora del trastorno, ya que sin ayuda, éste puede empeorar y reducir significativamente la vida de la persona. El tratamiento está compuesto por el tratamiento psiquiátrico que consiste en la administración de fármacos como son los Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina (ISRS) o la Clomipramina y el tratamiento psicológico, en este caso, la terapia más adecuada es la Terapia Cognitiva- Conductual. Ya que el TOC tiene una parte cognitiva, los pensamientos u obsesiones y una parte conductual, las compulsiones que se realizan para reducir los pensamientos u obsesiones. Desde esta terapia se trabajan estas dos partes junto a la exposición y prevención de respuesta.

En muchos casos es importante trabajar también con la familia ya que pueden ser mantenedores del problema, no saber cómo manejar la situación o no saber cómo ayudar a su familiar.

Contacto

Contacto

reCAPTCHA

Por favor, siéntase libre de llamarnos si lo desea, o complete el siguiente formulario con toda la información posible.

Nuestro equipo de atención, – todos médicos titulados .- se pondrán en contacto con usted a la mayor brevedad posible.

Horario
Lunes - Viernes 9:00 - 21:00
Sábados y Domingos Urgencias